• Login

Estimulante de la productividad, con extractos orgánicos

ACTIVER


Estimulante de la productividad, con extracto de algas


Activer es un estimulante de la productividad formulado con boro, molibdeno y extracto de algas, que regula la transformación del nitrógeno en el interior de las plantas favoreciendo el desarrollo de estructuras vegetativas y reproductivas, incluso bajo condiciones de estrés.
Activer interviene sobre la actividad metabólica vegetal a través del incremento de la síntesis de azúcares, proteínas y aminoácidos, como la prolina. Se caracteriza por su elevada rapidez de acción para asistir a la planta en etapas de gran consumo energético como la floración, el cuajado y la formación de frutos.

COMPOSICIÓN

Óxido de potasio (K2O) soluble en agua 7 % p/p
Boro (B) total soluble en agua 0,5 % p/p
Molibdeno (Mo) total soluble en agua 0,3 % p/p
Zinc (Zn) complejado por AA 0,1 % p/p
Extracto puro de algas (Ascophyllum nodosum)
Ácido algínico 0,75 % p/p
Manitol 0,25 % p/p

DOSIS

Activer puede usarse en todo tipo de cultivos.
Aplicación foliar:
· Berries, fresa y fresón: 120-150 cc/hl cada 15-20 días desde prefloración.
· Bulbos y tubérculos: 100-120 cc/hl a los 20, 40 y 60 días después de la siembra.
· Cereales: 0,5-1 l/ha en el ahijado y en el espigado.
· Cítricos: 100-150 cc/hl en prebrotación, caída de pétalos y crecimiento de frutos.
· Frutales de hueso/ pepita / tropicales: 100-150 cc/hl cada 15-20 días desde la caída de pétalos.
· Hortícolas: 100-150 cc/hl cada 15-20 días desde el trasplante.
· Industriales: 0,8-1 l/ha cada 25-30 días desde prefloración.
· Leguminosas: 100-120 cc/hl cada 10-15 días a partir de la tercera hoja verdadera.
· Olivo: 100-120 cc/hl al inicio de la brotación, floración, cuajado y crecimiento de frutos.
· Ornamentales: 120-150 cc/hl durante el desarrollo vegetativo.
· Viña: 80-100 cc/hl en prefloración, cuajado, y maduración de bayas.

Fertirrigación:
4-6 l/ha/aplicación, realizando un total de 2-4 aplicaciones.

MOMENTO DE APLICACIÓN

La aplicación de Activer puede realizarse en cualquier momento pero está especialmente indicada en los períodos más críticos del ciclo de cultivo (brotación, prefloración, floración, cuajado, engorde y maduración de frutos) y ante episodios de estrés (hídrico, térmico, ocasionado por plagas y enfermedades, salinidad, etc.)